Drug War Chronicle

comprehensive coverage of the War on Drugs since 1997

Tres Vacantes de Empleo en la Harm Reduction Coalition, Nueva York y California

La Harm Reduction Coalition está contratando a un Organizador Comunitario de la Reducción de Daños (Los Ángeles), un Director de Finanzas (Nueva York) y un Gerente de Operativos (Oakland).

Organizador Comunitario de la Reducción de Daños:

La Harm Reduction Coalition (HRC), una organización progresista de defensa y entrenamiento en la vanguardia de las cuestiones nacionales de la salud y de las políticas de drogas, está buscando a un Organizador Comunitario altamente motivado para disminuir las barreras a la reducción de daños en Los Ángeles. Él debe poder organizarse dentro de coaliciones y redes para defender el cambio de las políticas, la implementación y la financiación. El cargo involucrará trabajo en proyectos para las campañas de la HRC hasta marzo de 2008, con una fuerte posibilidad de prorrogación del contrato.

El Coordinador investigará y analizará las necesidades de la defensa; facilitar los procesos estratégicos de planificación; conducir búsquedas de las políticas y análisis escritos; organizar el trabajo en coalición; planear y cumplir el entrenamiento y la capacitación necesarios; y movilizar a los usuarios de drogas activos y a los proveedores de servicios en las labores de autodefensa.

Este cargo exige una persona organizada y motivada con por lo menos tres años de experiencia en organización comunitaria y en destacadas campañas de defensa. Hay que tener redacción y conversación excelentes y probar capacidad en identificar y tomar providencias cuando se presentan oportunidades de oro. Se desean las siguientes habilidades: experiencia con los medios, construcción del consenso, conocimiento de la comunidad de la reducción de daños de LL.AA., uso y manutención de bases de datos de contactos, experiencia en idear y pasar entrenamiento, redacción de solicitación de donaciones y reportaje.

El salario varía de $52-55.000, dependiendo de la experiencia, con beneficios de salud. Para postular, envíe una carta detallada de presentación describiendo su interés en el cargo, currículo y una muestra escrita por correo-e a mcquie@harmreduction.org. Este cargo será llenado con rapidez; por favor, postule lo más pronto posible.

La HRC es un Empleador de Oportunidad Igual. Las personas de color, las mujeres, las personas que tienen VIH y antecedentes de consumo de drogas son incentivadas a postular.

Director de Finanzas:

La Harm Reduction Coalition, una organización progresista de defensa y entrenamiento en la vanguardia de las cuestiones nacionales de la salud y de las políticas de drogas con un presupuesto superior a los $2.5 millones, busca un Director de Finanzas de jornada completa para unirse a su personal diverso y creciente. Los postulantes exitosos deben tener una experiencia mínima de cinco años en la administración financiera de organizaciones sin fines lucrativos con pericia en Quickbooks o un programa similar de contabilidad. Las responsabilidades incluyen: supervisar los sistemas financieros para informes oportunos de la teneduría de libros, presupuestarios y contables; monitorear los gastos reales en el presupuesto; administrar el flujo de caja a corto y largo plazo; supervisar la preparación y la implementación de auditorías; reportar a financistas privados y gubernamentales; administrar el riesgo, la responsabilidad y los contratos. Inicio inmediato. Salario inferior a $60.000. Enviar currículo y carta de presentación por fax al Comité de Búsqueda por el 212-213-6582. No llame, por favor.

La HRC es un Empleador de Oportunidad Igual. Las personas de color, las mujeres, las personas que tienen VIH y antecedentes de consumo de drogas son incentivadas a postular.

Gerente de Operativos:

La Harm Reduction Coalition, una organización progresista de defensa y entrenamiento en la vanguardia de las cuestiones nacionales de la salud y de las políticas de drogas, está buscando un gerente de operativos responsable por todas las funciones administrativas de los operativos de la HRC/HRTI, incluso soporte técnico, relaciones con los clientes empresariales, instalaciones, finanzas, entrada de datos, clasificación de archivos y la logística de los eventos.

Se exigen buenas habilidades en informática y la comprensión y el compromiso con un abordaje de reducción de daños. También pide flexibilidad, habilidades interpersonales excelentes, sentido del humor y la capacidad de trabajar bien en equipo.

El salario es de $32.000, con beneficios de salud. Para postular, envíe una carta detallada de presentación describiendo su interés en el cargo y currículo por correo-e a mcquie@harmreduction.org.

La HRC es un Empleador de Oportunidad Igual. Las personas de color, las mujeres, las personas que tienen VIH y antecedentes de consumo de drogas son incentivadas a postular.

Anuncio: Los Feeds RSS de DRCNet Están Disponibles

Los feeds RSS son una onda del futuro – ¡y la DRCNet los ofrece ahora! La última edición de la Crónica de la Guerra Contra las Drogas está disponible usando RSS en http://stopthedrugwar.org/chronicle/feed.

Tenemos muchos otros feeds RSS disponibles también, sobre cerca de cien subtópicos distintos de las políticas de drogas que empezamos a rastrear desde el relanzamiento de nuestra página web este verano – relacionando no solamente los artículos de la Crónica de la Guerra Contra las Drogas, sino también las publicaciones en el Bar Cladestino, los listados de eventos, los enlaces a noticias externas y más – y para nuestras publicaciones diarias en los blogs y en sus distintas subdirecciones. Visite nuestro Mapa del Sitio para leer la serie completa.

¡Gracias por sintonizarse en la DRCNet y en la reforma de las políticas de drogas!

Anuncio: ¡Ahora los Feeds de Agregación de Contenido de la DRCNet Están Disponibles para SU Página Web!

¿Usted es un aficionado a la DRCNet y tiene una página web que le gustaría usar para difundir el mensaje con más fuerza que un único enlace a nuestra página puede lograr? Tenemos la satisfacción de anunciar que los feeds de agregación de contenido de DRCNet están disponibles. Tanto si el interés de sus lectores está en el reportaje investigativo como en la Crónica de la Guerra Contra las Drogas, el comentario corriente en nuestros blogs, la información sobre subtópicos específicos de la guerra a las drogas, ahora podemos darles códigos personalizables para que usted los ponga en los lugares adecuados en su blog o página web y actualicen automáticamente los enlaces al contenido de concienciación de DRCNet.

Por ejemplo, si usted es un gran aficionado a la Crónica de la Guerra Contra las Drogas y cree que sus lectores sacarían beneficios de ella, puede tener los titulares de la última edición, o una porción de ellos, apareciendo y actualizándose automáticamente cuando salga cada nueva edición.

Si su página web es dedicada a las políticas de marihuana, puede publicar nuestro archivo temático, con enlaces a todos los artículos que publicamos en nuestra página acerca de la marihuana – los artículos de la Crónica, las publicaciones en los blogs, el listado de eventos, enlaces a noticias externas y más. Lo mismo vale para la reducción de daños, la confiscación de bienes, la violencia del narcotráfico, los programas de trueque de jeringas, Canadá, las iniciativas electorales, casi cien tópicos distintos que rastreamos corrientemente. (Visite la portada de la Crónica, en la columna derecha, para ver la lista actual completa.)

Si a usted le gusta especialmente nuestra nueva sección del Bar Clandestino, hay contenido nuevo todos los días tratando de todas las cuestiones y usted puede poner enlaces a esas publicaciones o a subsecciones del Bar Clandestino.

Haga clic aquí para ver una muestra de lo que está disponible - por favor, fíjese que la extensión, la apariencia y demás detalles de cómo ello aparecerá en su página pueden ser personalizados para adecuarse a sus necesidades y preferencias.

Por favor, fíjese también que estaremos contentos en hacerle más permutas de nuestro contenido disponible bajo pedido (pese a que no podamos prometer cumplimiento inmediato de dichas solicitaciones ya que, en muchos casos, la oportunidad dependerá de la disponibilidad de nuestro diseñador web). Visite nuestro Mapa del Sitio para ver lo que está disponible actualmente – cualquier feed RSS disponible allí también está disponible como feed de javascript para su página web (junto con el feed de la Crónica que no aparece todavía pero que usted puede encontrar en la página de feeds relacionada arriba). Experimente nuestro generador automático de feeds aquí.

Contáctenos si quiere asistencia o infórmenos sobre lo que está relacionando y adónde. Y gracias de antemano por su apoyo.

Semanal: Esta Semana en la Historia

08 de abril de 1989: Miguel Ángel Félix Gallardo es arrestado en México. Guillermo González Calderoni lidera un equipo de agentes federales que arrestan al narcotraficante en un suburbio residencial de Guadalajara. Gallardo es preso por acusaciones relacionadas con el secuestro y el asesinato de Enrique Camarena. Sus sobrinos, los hermanos Arellano Félix, heredan parte de su imperio del narcotráfico.

06 de abril de 1995: La ABC News transmite un especial intitulado "La Guerra Contra las Drogas de los Estados Unidos: Buscando Soluciones" ["America's War on Drugs: Searching for Solutions"] en el cual la legalización es presentada como alternativa a la guerra contra las drogas fracasada.

11 de abril de 1997: Graham Boyd, un abogado de la ACLU que representaba a un grupo de demandantes que incluían a once destacados médicos del cáncer y del SIDA en San Francisco, presenta a un juez federal la siguiente declaración: "El gobierno federal ha hecho amplias amenazas contra los médicos que podrían recomendar la marihuana a algunos de sus pacientes gravemente enfermos. Estas amenazas han amordazado a los médicos y han impedido la práctica responsable de la medicina. Aseveramos que los médicos tienen el derecho a discutir la marihuana medicinal con los pacientes y estamos buscando normas claras para los médicos que desean hacerlo".

06 de abril de 1998: El estudio de seis años del Dr. Dennis Rosenbaum de 1.798 estudiantes, "Evaluando los Efectos de la Concienciación Sobre las Drogas en las Escuelas: Un Análisis Múltiple de Seis Años del Proyecto DARE" ["Assessing the Effects of School-based Drug Education: A Six Year Multilevel Analysis of Project DARE"] descubre que "DARE no causó efectos duraderos sobre una amplia gama de medidas para el consumo de drogas", que el DARE no "previne el consumo de drogas en el estadio en el desarrollo adolescente en que las drogas se vuelven disponibles y son muy consumidas, a saber, durante la secundaria" y que "en verdad, el DARE puede ser contraproducente".

07 de abril de 1999: Un artículo en Village Voice, "Truth or D.A.R.E.: the Dubious Drug-Education Program Takes New York", informa a los lectores que "Más de una docena de estudios ha concluido que el DARE no tiene impacto duradero. Y un estudio de seis años descubrió un incremento en el consumo de drogas entre los chicos suburbanos que se graduaron en DARE".

06 de abril de 2000: La Primera Conferencia Clínica Nacional Sobre la Terapéutica Cannábica se reúne en la Universidad de Iowa.

09 de abril de 2002: La NORML lanza una campaña de $500.000 con carteleras en buses y carteles en cabinas telefónicas que llevan una cita del alcalde de la Ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, que cuando indagado si él ya había experimentado marihuana, dijo, "Por supuesto que sí. Y me gustó". La NORML usó a Bloomberg como pieza central de su campaña para instar a que la ciudad pare de arrestar y prender a las personas por fumar marihuana. "Millones de personas fuman marihuana hoy en día. Son de todas las profesiones, y eso incluye a nuestro alcalde", dijo el director ejecutivo de la NORML, Keith Stroup.

12 de abril de 2002: El Toronto Sun de Canadá dice que un informe reciente sitúa el sector de la marihuana cultivada en espacios cerrados de Ontario como el tercer sector agrícola más grande en la provincia, una industria de $1 billón ultrapasada por el 1.3 billón de los productos lácteos y el $1.2 billón del ganado vacuno. Añádase a eso que los varios millones que son cosechados de los cultivos en espacios abiertos y del cultivo de marihuana en esta provincia lo llevan al primer puesto en la lista.

08 de abril de 2003: El Subcomité sobre Justicia Penal, Políticas de Drogas y Recursos Humanos de la Cámara de los Diputados Federales de los EE.UU. realiza una audiencia sobre los programas Áreas de Alta Intensidad de Tráfico de Drogas y Evaluación de la Tecnología Antidroga porque, como declaró Souder, el presidente del subcomité, "el HIDTA se ha pasado de su enfoque pretendido en el narcotráfico nacional. Necesitamos pensar en cómo dinamizar y aumentar de la mejor manera la rendición de cuentas dentro del programa HIDTA".

10 de abril de 2002: En pos de la condenación federal del cultivador de marihuana medicinal, Ed Rosenthal, el diputado federal Sam Farr (D-CA) y 27 otros congresistas presentan el H.R. 1717 (la Ley de la Verdad en los Juicios) ["Truth in Trials Act"].

Búsqueda en la Red

“Preservando el Imperio de la Ley en las Prisiones de los Estados Unidos: El Porqué de la Enmienda a la Ley de Reforma del Litigio en la Prisión" [Preserving the Rule of Law in America's Prisons: The Case for Amending the Prison Litigation Reform Act], informe de la American Constitution Society for Law and Policy

“En lo Recóndito de la Jungla Colombiana, la Coca Aún Prospera” [Deep in the Colombian Jungle, Coca Still Thrives], National Public Radio

La Minnesota Public Radio sobre Evaluar la Guerra Contra las Drogas [Assessing the War on Drugs]

Loretta Nall pide a los lectores que ayuden al paciente de marihuana medicinal, Don Prockup

“La Mala Hierba: La Sombra Oscura de la Ignorancia Paira Sobre la Hacienda de Bernie” [Devil Weed: Dark Shadow of Ignorance Hangs Over Bernie's Farm], del editor de los Tribune Media Services y columnista nacionalmente publicado, Robert Koehler

El Bulletin of Cannabis Reform, edición #3, marzo de 2007

“Derecho al Tratamiento: Superviviente de Incendio Enfrenta la Posición de la Comarca Sobre la Marihuana" [Right to Treatment: Fire Survivor Takes on County's Marijuana Position], San Diego CityBeat sobre el paciente de marihuana medicinal, Rudy Reyes

“Nueva York Es un Infierno para los Fumadores de Marihuana” [New York is Hell for Pot Smokers], Paul Armentano de la NORML para la Alternet

“¿Qué Ola?” [What Wave?], Marc Mauer del Sentencing Project sobre la supuesta ola de crímenes y políticas severas, American Prospect

entrevista de TV a cable local con el personal de la Flex Your Rights, publicada en YouTube

Cultural Baggage para el 30 de marzo de 2007: Deborah Small de la Break the Chains y el ex alcaide Rich Watkins (MP3)

Century of Lies para el 30 de marzo de 2007: Cliff Thornton de la Efficacy, Phil Jackson y los Hechos de la Guerra a las Drogas (MP3)

petición para restaurar la condicional federal

mayo será el Mes Nacional del Tribunal de Drogas

Información: Biblioteca Sobre las Drogas del NIDA Es Cerrada Debido a Discrepancias Presupuestarias

La enorme colección de diarios y libros relacionados con el consumo y la adicción a las drogas del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA, sigla en inglés) ha sido cerrada en razón de cortes presupuestarios, de acuerdo con el órgano de los Bibliotecarios y Expertos en Información sobre el Abuso Químico, el SALIS News. El destino de los 12.000 tomos de diarios y de los 8.000 libros en la colección aún no es cierto a estas alturas, pero probablemente será dispersada entre el Instituto Nacional de Sanidad, otras colecciones sobre drogas y drogodependencia y las bibliotecas personales de los investigadores.

Aunque la colección fuera usada principalmente por el personal del NIDA, también contiene muchos documentos históricos. La colección, que remonta a 1929 e incluye todos los artículos publicados por el personal del programa desde el predecesor del NIDA, el Centro de Investigación de la Adicción, fue fundada en 1935. Lo que también está en el acervo es el conjunto completo de las sinopsis y actas de las reuniones del Comité sobre los Problemas de la Drogodependencia desde su principio en 1929 y numerosos otros documentos y materiales del gobierno que son encontrados solamente en dichas colecciones especiales.

El NIDA recibe más de un billón de dólares por año para conducir pesquisas sobre el abuso químico y la drogodependencia, pero parece no hallar el dinero para mantener este recurso. Como observó el SALIS News: “¿Qué significará esto a largo plazo para aquellos que habían confiado en [la Biblioteca del NIDA] para obtener la información que buscaban? ¿Serán unos cuantos clics en Google para que encuentren la información? ¿Y la historia de esta unidad de investigación que hace tanto tiempo es parte de las primeras pesquisas sobre la drogodependencia en los Estados Unidos? Y, cáspita, yo pensaba que el abuso químico era uno de los grandes problemas en los Estados Unidos”.

Metanfetamina: Grupo de Trabajo del Gobernador de Nevada Lanza Informe Preliminar

Una comisión señalada por el gobernador Jim Gibbons de Nevada para estudiar las respuestas al consumo, preparo y tráfico de metanfetamina en el estado pidió más tratamiento, más prevención, más policías y más leyes que restrinjan los precursores químicos el viernes pasado, pero rechazó un proyecto que habría aumentado las penas para los delitos de metanfetamina. En su Informe Preliminar, el Grupo de Trabajo del Gobernador sobre el Consumo de la Metanfetamina advirtió que aunque las redadas de laboratorios caseros de procesamiento de metanfetamina hayan sufrido una caída, Nevada es el primero en el país en consumo per cápita de metanfetamina en vida, consumo de metanfetamina el año anterior y consumo de metanfetamina el mes anterior.

http://www.stopthedrugwar.org/files/nv-meth-executive-order.jpg
no es estupendo, pero podía haber sido peor
El Grupo de Trabajo está concentrado principalmente en cómo destinar unos $17 millones de dólares asignados en el presupuesto ejecutivo del gobernador para tratar de la anfetamina. Recomendó que parte del dinero sirva para reemplazar las subvenciones federales perdidas para las coaliciones antidrogas comunitarias y para los programas estaduales de concienciación, que se haga disponible la financiación para tratar de las listas enormes de espera para el tratamiento químico y para tratar de los males que ocurren simultáneamente y “aumento del financiamiento para contratar a más oficiales de la ley a fin de que sean puestos en destacamentos existentes y nuevos por todo el estado”.

El grupo también hizo recomendaciones sobre leyes específicas relacionadas con la metanfetamina delante de la legislatura. Dio su apoyo a un proyecto, el AB 148, que impondría restricciones estaduales sobre la venta de precursores de la metanfetamina, pero rechazó un proyecto más severo, el AB 150, que habría requerido una receta para obtener remedios para el resfriado que contuvieran drogas como la pseudoefedrina. También rechazó dos medidas que habrían incrementado las penas. El primero, el AB 116, habría reducido la cantidad de metanfetamina necesaria para precipitar cargos de narcotráfico de cuatro para tres gramos, en tanto que el otro, el AB 281, habría vuelto la tenencia del menor vestigio de cualquier droga de Clase I, excepto la marihuana, una posible infracción por narcotráfico.

Aunque la comisión recomendara la restricción de esfuerzos de los legisladores para exagerar en las penas para la metafentamina, no mencionó la reducción de daños y la discusión de las alternativas a la prohibición de las drogas claramente no estaba en la agenda. No es sorprendente, dada la formación de la comisión, que incluía a siete oficiales de la ley, cuatro servidores electos, el director de la Secretaría de Salud y Servicios Humanos, un ejecutivo de la salud, un superintendente escolar, un editor de periódico y la esposa del gobernador. Ningún reduccionista de daños ni aparentes consumidores actuales o ex usuarios de metanfetamina estaba representados.

La Presidencia: Consumo Pasado de Drogas Desclasificaría Candidato Sólo para 19% de los Estadounidenses, Descubre Encuesta

Sólo 17% de los electores demócratas y 22% de los electores republicanos se rehusarían a votar en un candidato a la presidencia que ha admitido consumir drogas en el pasado, ha descubierto una encuesta Gallup. En conjunto, sólo 19% de los votantes rechazarían un candidato por haber fumado un pitillo o esnifado una carrera en el pasado distante, descubrió el sondeo.

http://www.stopthedrugwar.org/files/billclintonsketch.jpg
eso no impidió a Bill Clinton de ser electo
La encuesta, realizada a fines del mes pasado, preguntó a más de 1.000 encuestados cuáles cualidades ellos estaban buscando en el próximo presidente. La preocupación con el consumo pasado de drogas de los candidatos llegó en 13ª en 16 preguntas sobre las calidades de los candidatos, solamente obteniendo más puntos que “va regularmente a la misa” (18%), “ha trabajado mucho tiempo en Washington” (10%) y “ha servido en el ejército” (7%).

Los posibles votantes estaban mucho más preocupados con que los candidatos fueran líderes fuertes (77%), que tuvieran un buen carácter (68%), que fueran administradores eficientes (63%), que pudieran unir el país (59%) y que fueran coherentes en las cuestiones (47%).

Ésa es una buena noticia para el contendiente demócrata Barack Obama, que ha admitido públicamente consumir drogas en el pasado. La noticia no es tan buena para el posible contendiente republicano Newt Gingrich, que admitió recientemente mantener casos extramaritales. Ser fiel al cónyuge es considerado absolutamente esencial por 37% de los posibles votantes, incluso 52% de los electores republicanos.

Derecho al Voto: Junta de Clemencia de Florida Aprueba Su Restauración a la Mayoría de los Criminales

Cerca de cinco millones de ex criminales en todo el país están prohibidos de votar, pero ese número será disminuido en aproximadamente 600.000 porque el estado de Florida ha decidido dejar que la mayor parte de sus criminales recobre fácilmente sus derechos. La acción sucedió el jueves, cuando el gobernador Charlie Crist (R) persuadió la junta de clemencia del estado de que ya era hora de “dejar las filas de los estados ofensivos” que impiden uniformemente a los ex infractores de votar.

Hasta el presente momento, los criminales de Florida que habían completado sus sentencias tenían que pasar por un proceso largo y torturante para recobrar sus derechos civiles. Pero, ahora, todos, menos los asesinos condenados, los predadores sexuales y los “criminales violentos de carrera”, recobrarán esos derechos automáticamente. Eso significa que hasta 80% de estimados 950.000 ciudadanos de Florida privados del derecho al voto podrán votar.

La decisión ocurrió en una votación de la junta de clemencia que resultó en 3 a 1. El único disidente fue el famoso guerrero antidroga y ex diputado federal, Bill McCollum.

Ahora, sólo Kentucky y Virginia niegan automática y uniformemente el derecho al voto a ex criminales.

Reducción de daños: Gobernador de Nuevo México sanciona medida de reducción de muertes por sobredosis

El miércoles, el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson (D), sancionó una ley innovadora que va a proteger a amigos o familiares que buscan atención médica para las víctimas de sobredosis de drogas. La ley es la primera de su tipo en el país.

Frecuentemente, los acompañantes de las víctimas de sobredosis de drogas no les buscan la atención médica por miedo de ser presos y procesados. La Ley del Buen Samaritano 911 [911 Good Samaritan Act (SB 200)] busca incentivar a las personas a llamar ayuda al proporcionarles inmunidad limitada contra acusaciones de tenencia de drogas cuando una víctima de sobredosis o amigo/a busque los servicios médicos de emergencia.

Con cerca de una muerte por sobredosis por día, Nuevo México tiene el índice de mortalidad más alto por sobredosis en el país. Hace seis años, el estado aprobó una ley que retira la responsabilidad criminal de la gente que prescriba el agente opiáceo de reanimación, la naloxona. Esa providencia recibió el crédito de salvar cientos de vidas. Esta nueva ley debe salvar aún más.

La medida contó con la presión de la filial de Nuevo México de la Drug Policy Alliance. “Al sancionar esta ley, el Gobernador está mandando un mensaje claro a los neomexicanos: no tengan miedo de buscar auxilio médico. Definitivamente, éste es el próximo paso en reducir el número abrumador de muertes prevenibles por sobredosis en Nuevo México”, dijo Reena Szczepanski, la directora de la oficina de Nuevo México del grupo en una declaración el miércoles.

Metanfetamina: Federales Hacen Primera Prisión por Remedio para el Resfriado Según Ley de Combate a la Metanfetamina

El pasado viernes, un hombre de Ontario, Nueva York, obtuvo la distinción ambigua de ser la primera persona arrestada según la Ley de Combate a la Epidemia de la Metanfetamina [Combat Meth Epidemic Act] de 2005. De acuerdo con un comunicado de prensa de la DEA, William Fousse fue arrestado por comprar pastillas contra el resfriado que contenían más de nueve gramos de pseudoefedrina en un período de un mes.

http://stopthedrugwar.org/files/bronkaid.jpg
preso por Bronkaid
Según la Ley de Combate a la Metanfetamina, aprobada sin mucho escrutinio cuando fue anexada a un proyecto que renueva los dispositivos de la Ley Patriota [Patriot Act], los químicos usados generalmente como remedios para el resfriado u otros medicamentos vendidos sin receta que también puedan ser usados en la preparación casera de metanfetamina, como la efedrina, la pseudoefedrina y la fenilpropanolamina ahora son “productos químicos listados y clasificados”.

Ahora, los productos que contengan estos químicos sólo pueden ser vendidos con receta. Para comprarlos, hay que presentar identificación y firmar un libro diario en las farmacias. La DEA y la ley estadual y municipal supervisan esos libros diarios para ver si alguien está comprando cantidades por encima del límite.

“Es la primera vez de la DEA”, alardeó el encargado especial de la DEA región oeste de Nueva York, John Gilbride. “El enfoque de la DEA es desmantelar los laboratorios clandestinos de procesamiento de la metanfetamina y las organizaciones del narcotráfico y también monitorear los productos que son usados ilegalmente para producir la metanfetamina. La DEA está comprometida en mantener nuestras comunidades seguras de los peligros de la producción y del abuso de metanfetamina. El arresto de hoy es una advertencia a aquellos que infringen la Ley de Combate a la Epidemia de la Metanfetamina”.

Fousse ha comprado supuestamente más de 400 pastillas de Bronkaid que contienen un total de más de 29 gramos de efedrina durante el mes de enero – más que tres veces el límite legal – en una farmacia y ha comprado una cantidad parecida en dos otras. Fue una llamada del primer farmacéutico a la oficina de la DEA en Búfalo que desencadenó la acción. Los agentes de la DEA le hicieron una visita a Fousse en su casa el 13 de febrero. De acuerdo con un oficio de la policía, Fousse dijo que no tenía ciencia de la ley, que no estaba vendiendo píldoras a preparadores de metanfetamina y que estaba usando la cosa él mismo. Eso no les bastó a la DEA y a los procuradores federales. El 01 de mayo él tendrá que presentarse para la audiencia.

Marihuana medicinal: Nuevo México deviene duodécimo estado a aprobarla

El lunes, el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson (D), sancionó un proyecto de ley que vuelve el estado el 12° a aprobar el consumo medicinal de la marihuana. Richardson es candidato al nombramiento presidencial de 2008 del Partido Demócrata. Al firmar el proyecto, él se vuelve el único gran disputante en cualquiera de los partidos a endosar públicamente el consumo medicinal de la marihuana.

http://stopthedrugwar.org/files/billrichardson.jpg
el gobernador Bill Richardson sancionando un proyecto de ley
La Ley Lynn y Erin de Uso Compasivo [Lynn and Erin Compassionate Use Act], bautizada con los nombres de las pacientes Lynn Pierson y Erin Armstrong, permite que las personas que conviven con ciertas enfermedades graves y crónicas consuman y tengan marihuana con la recomendación de un médico. Pero en discordancia con la práctica normal en otros estados, donde los pacientes o proveedores designados pueden cultivar su propio medicamento, la ley de Nuevo México estipula que sólo los productores autorizados por la Secretaría de Sanidad estadual pueden cultivar la marihuana medicinal.

El proyecto sucedió sólo después de no ser votado en la Cámara en dos sesiones anteriores y tras ser aparentemente derrotado en esta sesión. Pero, gracias al cabildeo enérgico de Richardson y de grupos como la oficina de la Drug Policy Alliance Nuevo México, fue aprobado en una segunda votación de última hora.

“Esta ley proporciona el alivio tan necesario a los neomexicanos que sufren de enfermedades debilitantes”, dijo el gobernador Richardson en una declaración en el momento de la firma. “Es lo correcto a hacer. Tengo orgullo de firmar una ley que vuelva el tratamiento de los pacientes una prioridad importante en este estado”, dijo Richardson. “Ya es hora de que el Congreso y el gobierno federal sigan nuestro liderazgo y ayuden a aquellos que son forzados a soportar enfermedades dolorosas y crónicas”.

“Al sancionar este proyecto, el gobernador Richardson está mostrando su compasión por la gente gravemente enferma y también está reflejando la voluntad de la mayoría de los neomexicanos y del pueblo estadounidense”, dijo Reena Szczepanski, directora de la Drug Policy Alliance Nuevo México en una declaración el lunes. “Espero que otros servidores electos presten atención: los estadounidenses van a respaldar a aquellos que creen en la compasión y en la misericordia para nuestra gente más vulnerable, nuestros pacientes enfermos y moribundos que luchan por alivio”.

Ahora, Nuevo México se junta a Alaska, Arizona, California, Colorado, Hawai, Maine, Montana, Nevada, Oregón, Vermont y Washington como estados que han aprobado la marihuana medicinal.

Imposición de la Ley: Las Historias de Policías Corruptos de Esta Semana

Un capitán del cuerpo de bomberos de Georgia es atrapado traficando cocaína, dos agentes de New Haven pierden sus empleos, un ex jefe de policía de Mississippi acepta un acuerdo y un ex policía de Ohío regresa a la prisión. Vamos a ello:

En Fayette, Georgia, un capitán del Cuerpo de Bomberos de la Comarca de Fulton fue arrestado el 29 de marzo por vender cocaína a agentes antidrogas encubiertos. El capitán Bruce Bostwick, 56, enfrenta un cargo de distribución de cocaína. Él fue atrapado traficando la droga en un grifo en la región norte de la Comarca de Fulton.

En New Haven, Connecticut, los comisionados de la policía municipal votaron el miércoles para despedir a los oficiales de represión a los estupefacientes arrestados el mes pasado. El teniente William White, que era el director de la unidad de estupefacientes, y el detective Justen Kasperzyk fueron despedidos bajo recomendación del jefe de policía Francisco Ortiz. White es acusado de robarse $30.000 que él creía ser dinero de drogas, pero que era en realidad un cebo puesto por el FBI. Kasperzyk es acusado de robarse un montante inferior a $1.000 en dinero del FBI. Desde los arrestos de los dos, los oficiales de New Haven disolvieron el escuadrón antidroga y entregaron algunos de sus casos a la policía estadual.

En Greenville, Mississippi, un ex jefe de policía de municipio se confesó culpable de dos cargos federales de delitos de drogas el lunes. El ex jefe de la Policía de Ripley, Bert Contely, aceptó un acuerdo de confesión de tenencia de marihuana con la intención de distribuir y distribución de hidrocodona. Él puede recibir hasta 10 años de prisión y una multa de $500.000. Conely dimitió como jefe después de su incriminación y arresto en marzo.

En Youngstown, Ohío, un ex teniente del Gabinete del Sherif de la Comarca de Mahoning ha sido condenado a cuatro años de prisión tras confesarse culpable de tres cargos de tenencia de drogas y de tres cargos de narcotráfico. Michael “Beef” Terlecky, 51, el cual salió del gabinete del sheriff en 1988, ha estado en problemas antes. Él cumplió ocho meses en prisión federal por aceptar sobornos de tipos del crimen organizado. De esta vez, Terlecky cayó por vender más de 200 pastillas de Oxycontin en una serie de compras con oficiales encubiertos. Las acusaciones de tenencia provinieron de lo que la policía encontró en su casa cuando la allanó mientras él estaba siendo arrestado.

Oferta de Libro: Lies, Damn Lies, and Drug War Statistics

http://stopthedrugwar.org/files/drugwarstatisticsbook.jpg
Normalmente cuando publicamos la reseña de un libro en el boletín informativo Crónica de la Guerra Contra las Drogas, ella tiene lectores, pero no está entre los artículos más visitados en la página web. Recientemente presenciamos una gran excepción a esa regla cuando más de 1.400 de ustedes leyeron nuestra reseña del nuevo libro “Lies, Damned Lies, and Drug War Statistics: A Critical Analysis of Claims Made by the Office of National Drug Control Policy” [Mentiras, Malditas Mentiras y las Estadísticas de la Guerra a las Drogas: Un Análisis Crítico de las Afirmaciones Hechas por el Gabinete de Política Nacional de Control de las Drogas]. Gran parte de esa lectura ocurrió durante una semana que tuvo otros artículos muy populares también, entonces, claramente, el tópico de este libro, de autoría de los respetados académicos Matthew Robinson y Renee Scherlen, pegó bien. Cómo debería.

Por favor, ayude la DRCNet a seguir nuestro trabajo de desacreditar las mentiras de la guerra a las drogas con una donación generosa. Si su donación es de $32 o más, le enviaremos una copia gratis del libro de Robinson y Scherlen para ayudarle a desacreditar las mentiras de la guerra a las drogas también.

Durante las próximas semanas, voy a escribir en la bitácora de nuestra página web sobre cosas que he aprendido leyendo Lies, Damn Lies, and Drug War Statistics. ¡Esté atento!

Su donación ayudará la DRCNet mientras avanzamos en lo que pensamos ser un plan increíble de dos años para hacer progresos considerables en la reforma de las políticas de drogas y en la causa de terminar la prohibición globalmente y en los EE.UU. ¡Por favor haga una donación generosa hoy día para ayudar la causa! Sé que usted sentirá que el dinero fue bien gastado después de ver lo que la DRCNet está preparando. Nuestro formulario electrónico de donación le permite donar por tarjeta de crédito, por PayPal o imprimir un formulario para enviar junto con su cheque o giro postal. Por favor, fíjese que las contribuciones a la Drug Reform Coordination Network o Red Coordinadora de la Reforma de las Políticas de Drogas, nuestra entidad de lobby, no son deducibles del impuesto de renta. Las donaciones deducibles pueden ser hechas a la Fundación DRCNet, nuestra ala de concienciación. (Escoger un regalo como Lies, Damn Lies, and Drug Statistics reducirá la parte de su donación que usted puede deducir por el costo al por menor del artículo.) Ambos grupos reciben la correspondencia de los miembros en: DRCNet, P.O. Box 18402, Washington, DC, 20036.

Gracias por su apoyo y esperamos tener noticias suyas pronto.

Sinceramente,


David Borden
Director Ejecutivo

P.D.: Usted puede leer la reseña del libro escrita por el editor de la Crónica, Phil Smith, aquí.

Reseña de la Crónica de la Guerra Contra las Drogas: "Policing the Globe: Criminalization and Crime Control in International Relations", de Peter Andreas y Ethan Nadelmann. (2006, Oxford University Press, 333 pp., $29.95 HB)

La disciplina académica de las relaciones internacionales presta poca atención al control de la criminalidad y la disciplina académica de la justicia penal presta poca atención a la política internacional, observaron Peter Andreas y Ethan Nadelmann al principio de “Policing the Globe”. Eso ha dejado una laguna que ellos han llenado muy bien en su estudio del surgimiento de la cooperación internacional en la vigilancia policíaca – y adónde podría irse de aquí.

http://stopthedrugwar.org/files/policingtheglobe.jpg
No se puede imaginar un par mejor para tratar de este asunto que Andreas y Nadelmann. Andreas, profesor de ciencias políticas y relaciones internacionales en la Universidad Brown, ha escrito bastante sobre la frontera EE.UU.-México. Y supongo que la mayoría de los lectores están familiarizados con Nadelmann como director de la Drug Policy Alliance, donde él trabaja como el más destacado defensor de la reforma de las políticas de drogas del país. Pero, además de ser un activista, Nadelmann es un académico con un gran interés en la internacionalización del control de la criminalidad. En verdad, él ha asentado las bases para “Policing the Globe” con su “Cops Across Borders” de 1993, publicado por la Penn State University Press.

Como obra académica, “Policing the Globe”, aunque muy legible (diferentemente de alguna prosa académica), probablemente será leído principalmente por investigadores y estudiantes serios de su asunto. Es una pena, pues Andreas y Nadelmann echan luz sobre la evolución del aparato policíaco internacional cada vez más integrado. Dada la aceleración de esa integración desde los atentados del 11 de septiembre y los avances tecnológicos que nos aproximan cada vez más de una sociedad orwelliana de vigilancia, sería mejor que prestáramos alguna atención.

Aunque “Policing the Globe” no tenga una jerga académica indescifrable, es denso. Pero también es masticable. Es el tipo de escrita en que se empieza a subrayar las partes importantes de verdad, pero que rápidamente se percibe que hay que cambiar a marquitas rápidas en las márgenes de la página porque sino se va a tener que subrayar la mitad del maldito libro.

El surgimiento de la cooperación internacional en el control de la criminalidad existe a causa del surgimiento de la criminalidad internacional, ¿no es cierto? Parece razonable, pero como explican Andreas y Nadelmann, no es tan sencillo así. En cambio, ha sido un proceso de cientos de años de duración, empezando con los intentos de erradicar la piratería y la esclavitud y pasando a la tentativa de los estados europeos de suprimir a los oponentes políticos, la cruzada contra la prostitución internacional, la guerra contra las drogas, y, ahora, la guerra contra el terror.

Y el modelo liberal de una respuesta policíaca a un problema de la criminalidad lo explica. En verdad, implora por la pregunta: ¿Qué es una actividad criminosa y por qué? Los ejemplos más vívidos de la cooperación policíaca internacional y de los regímenes globales de la prohibición giran alrededor de actividades que ni siquiera crímenes eran un siglo atrás: el narcotráfico y el consumo de drogas, el lavado de dinero, el tráfico de humanos emigrantes y la violencia política (o terrorismo, que presenta sus propios problemas conceptuales y políticos difíciles).

Para explicar de veras el surgimiento del control internacional de la criminalidad, debaten Andreas y Nadelmann, se debe incorporar también alguna realpolitik y algún conservadurismo a la mezcla. En la realpolitik, los estados más fuertes imponen sus voluntades a los más débiles y el par muestra cómo esto ha pasado aquí. Al principio, la cooperación entre los estados europeos abrió paso, pero en el siglo pasado, y especialmente desde la II Guerra Mundial, los Estados Unidos, como el actor estatal más poderoso, han logrado imponer bastante sus preferencias en la justicia penal al resto del mundo. En la medida en que han logrado hacer eso, han vuelto el derecho penal internacional más homogéneo y más conforme con el suyo.

Pero las preferencias estadounidenses son determinadas no solamente por la economía, por la política o por la seguridad nacional, sino también por llamamientos a la moralidad y a la lucha contra el mal. De hecho, lo que los autores llaman “empresarios morales transnacionales” han desempeñado un rol fundamental en la creación de la esclavitud, de la esclavitud blanca y de los regímenes de prohibición de las drogas globales. Si queremos comprender la criminalidad global, tenemos que entender cómo ella es creada.

Andreas y Nadelmann pasan la sección intermediaria de “Policing the Globe” describiendo cuidadosamente la evolución del control internacional de la criminalidad. A veces en detalles exhaustivos, ellos se fijan en el surgimiento de la cooperación internacional contra los asesinos anarquistas europeos y demás “criminales” políticos y su desplazamiento gradual como principales creadores del consenso internacional sobre la criminalidad de los estadounidenses. Ahora, la DEA y el FBI tienen oficinas en docenas de países en todo el mundo.

¿Y de aquí adónde nos vamos? La prohibición global de las drogas probablemente permanecerá a pesar de sus fracasos y daños colaterales, predijo el par. “El fracaso de un régimen global de prohibición no da necesariamente señales de su futura desaparición”, escriben. En cambio, su “atractivo simbólico” como medio de desaprobación moral probablemente asegurará su proseguimiento. “El abandono abierto del régimen es altamente improbable en mucho tiempo”.

Con todo, ellos sí señalan algunos mordiscos en las márgenes. El consenso global sobre la marihuana está desmoronándose, observan, y el advenimiento del amigo de la coca Evo Morales a la presidencia boliviana puede llevar al desgaste de la prohibición de la coca en la Convención Única de la ONU o aun a un reto directo de la propia convención.

Pero, “Policing the Globe” va más allá de la guerra a las drogas y plantea preocupaciones serias con las implicaciones generales de lo que puede ser el estado policíaco global venidero (palabras mías, no suyas). A fin de cuentas, Andreas y Nadelmann han producido una obra importante que debería ser esencial para cualquier interesado en la vigilancia policíaca global. Sin embargo, dadas algunas de las tendencias que los dos identificaron, probablemente este libro debería ser lectura exigida de todos los interesados en la preservación de la libertad en el Siglo XXI.

Reportaje: Entre los Arquitectos, un Boicot al Diseño de Prisiones Gana Respaldo

A fines de los años 1980 y principios de los años 1990, mientras Francia se lanzaba a una campaña masiva de construcción de prisiones, los revolucionarios anarquistas de la clase obrera contraatacaron agrediendo el complejo industrial de las prisiones. Llamándose Os Cangaceiros, como los bandidos del noreste brasileño a fines del siglo XIX y principios del XX, los revolucionarios sabotearon la construcción de prisiones, publicaron copias de planos de prisiones y agredieron físicamente a arquitectos que diseñaron prisiones antes de ser reprimidos y de desmancharse en redes criminosas subterráneas que ellos habían establecido durante las décadas anteriores.

Los profesionales son responsables por su comportamiento, argumentaban los revolucionarios. En un comunicado a un arquitecto de prisiones que ellos atacaron, escribieron:

Carta a un Arquitecto

Asunto: Emboscada

¿Tus heridas están bien curadas, arquitecto? ¿Descubriste por qué?

Desvergonzadamente, sin ninguna discreción de cualquier tipo, centímetro por centímetro, tú has concebido estas jaulas en que aun los inválidos serán encerrados. Dentro de las murallas que tú has diseñado, los individuos que valen más que tú recibirán palizas regularmente. Es bueno que hayas recibido un aperitivo de lo que miles de presos aguantarán a la enésima potencia.

Por si acaso, arquitecto, ésta no es la primera infamia de tu empresa. Considerando que tu construyes para abrigar a ciudadanos normales, se puede adivinar tu competencia para recluir a delincuentes. Se va fácilmente de los bloques de torres del 13° distrito a las celdas de la prisión.

Cochino, mirando tu morro de cerca, pudimos fijarnos por tu cara cansada cómo te has profundizado en tus proyectos.

Antes, construías murallas, ahora vas a derribarlas.

Os Cangaceiros, Lyon, 29/03/90

A partir de los años 1980, los EE.UU. han presenciado una prosperidad cada vez más masiva de las prisiones y una demanda interminable de construcción de más prisiones. Ahora, con la población penal y carcelaria aproximándose de los 2.3 millones y aumentando firmemente, no hay fin en vista. Y, como en Francia, los arquitectos están entre aquellos que lucran con el derroche penal. Pero no todos los integrantes de la profesión están dispuestos a “concebir jaulas”.

La Architects/Designers/Planners for Social Responsibility (ADPSR) no es una organización revolucionaria anarquista, pero, como el nombre sugiere, un grupo de arquitectos y planificadores interesados en las cuestiones de la justicia social. Sin embargo, la ADPSR comparte con Os Cangaceiros tanto la creencia de que los profesionales tienen la obligación de ayudar a crear una sociedad mejor como la convicción de que la encarcelación en masa como solución para los problemas sociales es algo para lamentarse, no incentivar.

http://stopthedrugwar.org/files/adpsr1.gif
contribución vencedora del concurso del cartel de la ADPSR, de Miguel Bermúdez (adpsr.org/prisons/poster.htm)
Durante los tres últimos años, la ADPSR ha estado trabajando proactivamente en un esfuerzo para hacer que arquitectos, diseñadores y planificadores laven sus manos de la labor en proyectos para prisiones, la Campaña de Boicot al Diseño de Prisiones. La campaña busca hacer que los profesionales de la arquitectura firmen un compromiso de “no participar del diseño, de la construcción ni de la renovación de las prisiones”.

Entre septiembre de 2004, cuando la campaña empezó, y enero de 2006, 500 de los estimados 1.000 a 2.000 profesionales de la arquitectura y de la planificación que irían a trabajar en el diseño de prisiones firmaron el compromiso. Ahora, de acuerdo con el director de la campaña, Raphael Sperry, un arquitecto del área de la Bahía de San Francisco, ese número ha subido para 800.

Para Sperry y la ADPSR, el boicot al diseño de prisiones es parte de un esfuerzo general para desafiar el militarismo y la violencia dentro de la sociedad estadounidense y del gobierno de los EE.UU. “Tenemos una larga historia de paz y justicia social que remonta a los años 1980”, le dijo Sperry a la Crónica de la Guerra Contra las Drogas. “Esta campaña tuvo su génesis en la guerra con Irak. Para nosotros, la guerra nos planteó la cuestión del militarismo, tanto aquí como en el extranjero. Con la ineficacia del movimiento pacifista hasta el presente momento, nos parecía importante desafiar todo este pensamiento en casa, donde la gente puede verlo diariamente, y las prisiones son uno de los fracasos más grandes de la justicia social de nuestro país actualmente”, dijo.

“Estamos pidiendo un fin a la expansión del complejo industrial de las prisiones como primer paso”, prosiguió Sperry. “También queremos ver nuevas inversiones en las comunidades para mantener la seguridad pública y queremos alternativas comunitarias a la encarcelación para solucionar los problemas y reducir la criminalidad”.

Específicamente, la ADPSR apunta a la guerra contra las drogas. “La guerra contra las drogas es uno de los mayores componentes del alza del encarcelamiento en masa y las leyes sobre las drogas y las políticas de drogas son uno de los problemas más grandes en nuestro sistema de justicia penal hoy día”, dijo Sperry. “Usamos la reclusión en vez del tratamiento. Eso no es resolver el problema, es solamente ponerlo tras rejas”.

http://stopthedrugwar.org/files/adpsr2.gif
contribución disputante del concurso del cartel de la ADPSR, de William Arbizu y Kerstin Vogdes (adpsr.org/prisons/poster.htm)
Aunque la campaña aún tenga que impedir que cualesquiera prisiones sean construidas, ha creado conciencia de la cuestión en la comunidad profesional. La campaña ha sido cubierta en numerosas publicaciones profesionales, en publicaciones de la industria penitenciaria y en la gran prensa y ha llevado al debate dentro de las principales organizaciones profesionales del sector, como el Instituto Estadounidense de Arquitectura y la Asociación Estadounidense de Planificación.

“Hemos recibido mucha atención de los arquitectos que diseñan prisiones”, dijo Sperry. “Muchos de ellos comparten y aprecian nuestra comprensión de los defectos del sistema de justicia penal. Crear conciencia es importantísimo porque puede proporcionarnos espacio real para la reforma legislativa en cuestiones de la justicia penal como las penas y las políticas de drogas. Con esta campaña, esperamos añadir otra voz ruidosa a las que ya piden la reforma”.

Con cerca de un tercio de los planificadores trabajando para varias agencias del gobierno, llegar a ellos con el mensaje de la campaña es una meta táctica. “Éstas son las personas que hacen las futuras proyecciones de la población penal y hacen la planificación usada para crear la encarcelación en masa. Todos los años, ellos sólo dicen ‘vamos a necesitar más prisiones’, en vez de argumentar a favor de decisiones en las políticas que reduzcan el número de presos”, observó Sperry.

No son solamente los arquitectos y planificadores que han adoptado el Boicot al Diseño de Prisiones. Ha sido apoyado por una serie de grupos de reforma de la justicia penal, incluso los activistas antiprisión de la Critical Resistance, del Justice Policy Institute, que busca terminar la confianza exagerada en la reclusión, y de la November Coalition, que se concentra en los presos de la guerra a las drogas.

“Adoptamos los esfuerzos de los arquitectos en primer momento porque estamos de acuerdo con ellos en que hay demasiadas personas en la prisión y que es esencial expandir nuestro movimiento”, dijo Tom Murlowski de la November Coalition. “Los arquitectos y planificadores son parte de la infraestructura del complejo industrial de las prisiones y tenemos la gran satisfacción de presenciar el desafío de esta organización a la profesión en esto”, le dijo él a la Crónica.

http://stopthedrugwar.org/files/adpsr3.gif
contribución finalista del concurso del cartel de la ADPSR, de Allison Colley (adpsr.org/prisons/poster.htm)
“Estamos trabajando en paralelo aquí. Hemos lanzado recientemente la No New Prisons, una página web sobre cómo detener las prisiones en sus propias comunidades, incluso ejemplos para actividades de cómo ello ha sido hecho, como detuvimos exitosamente la nueva prisión aquí en la Comarca de Stevens, Washington”, dijo Murlowski.

Aunque la campaña pueda no impedir la construcción de prisiones, el proyecto hará la causa progresar de varias maneras, dijo Sperry. “Mire, si 99% de los arquitectos firmaran el compromiso, aún habría ese 1% dispuesto a hacer el trabajo, pero a nivel de aceptabilidad política, si alcanzáramos un punto en que la mayoría de los arquitectos está diciendo que el gobierno no debería emprender la construcción de nuevas prisiones, eso dice algo. Los arquitectos son autorizados por el estado y tienen la responsabilidad de proteger la salud pública, la seguridad y el bienestar, entonces es una declaración pública fuerte si están diciendo que construir prisiones no contribuye para un ambiente público seguro”, dijo.

“Hay un montón de arquitectos jóvenes que dicen que no se volvieron arquitectos para encerrar a las personas”, concluyó Sperry. “Oigo historias de socios en firmas que buscan esos contratos, pero los jóvenes no querían trabajar con prisiones. Hubo una resistencia interna, pero no un movimiento coordinado, entonces creímos que podíamos hacer una declaración pública y ponerlo más en evidencia”.

El compromiso de la campaña no vale sólo para los profesionales de la arquitectura, del diseño y de la planificación. Sperry y la Campaña de Boicot al Diseño de Prisiones quieren que cualquiera que comprenda y esté de acuerdo con su posición firme el compromiso en su página web.

Aunque los métodos de Os Cangaceiros puedan tener un cierto llamativo fuera de ley, estamos contentos por ver a los propios arquitectos intentando lidiar con los problemas ellos mismos.

Editorial: Gradualmente, las Cosas Toman la Dirección Correcta

http://stopthedrugwar.org/files/borden12.jpg
David Borden
A principios de esta semana supe de algunos colegas que estaban trabajando en Maryland que un proyecto para restaurar la condicional para infractores reincidentes por delitos de drogas había sido aprobado por un comité en la Cámara de los Diputados del estado, pero que enfrentaba un destino incierto en el Senado. Una serie de senadores en el comité se había comprometido en votar a favor de ello, pero se necesitaba uno más para aprobar el proyecto y hacer que tenga una oportunidad en la Asamblea reunida. El boletín listó a cinco senadores que aún estaban indecisos.

Decidí que, pese a que el número de personas en nuestra lista identificado como oriundo de aquellos cinco distritos probablemente fuera pequeño en términos absolutos, era importante tomar alguna providencia. La condenación mínima obligatoria es uno de los grandes males de nuestra época. De acuerdo con un informe del Justice Policy Institute, en 2005 Maryland contaba con 4.900 presos cuya peor infracción era el delito de drogas (pese a que no se sabe cuántos están cumpliendo mínimas obligatorias debido a limitaciones en los conjuntos de datos) y Maryland gasta la mayor parte de su presupuesto penitenciario en la reclusión de infractores de la legislación antidroga.

Las cosas han mejorado un poco recientemente – el estado es uno de apenas 11 que tienen menos prisioneros ahora que hace cuatro años -, pero la situación de la encarcelación del estado aún es una parodia. Una o dos llamadas telefónicas pueden hacer y pla diferencia para un legislador a escala estadual. Uno de nuestros miembros nos contestó por escrito para informarme que el empleado en la oficina de su senador dijo que la suya era la única llamada que ellos habían recibido sobre el proyecto. Uno es mejor que cero – causamos algún impacto. ¿Cuánto? No se puede saber con seguridad.

Pesquisar nuestra base de datos política y chequear los nombres de aquellos cinco senadores indecisos, para ver a quienes teníamos en sus distritos, tuvieron el efecto de hacerme pensar. Me hicieron imaginar por qué alguien no querría restaurar la condicional a estas personas. Al fin, no es ni legalización ni despenalización. Quiero ardorosamente que más personas comprendan las consecuencias deletéreas de la prohibición para que podamos terminarla, pero eso no está en discusión este año. Son infractores no violentos. En la condicional, la Junta considera la conducta de una persona mientras está presa y una serie de otros factores antes de decidir si le va a dar una segunda oportunidad. No espero que todos piensen como yo en todo lo que tiene que ver con las drogas y la justicia penal. Pero esto me parece tan sencillo en esta fecha tardía cuando las mínimas obligatorias han sido tan duramente criticadas durante tanto tiempo. Nadie dijo que este trabajo sería fácil. Pero tuve que detenerme y pensar por qué los actos más claros de la conciencia pueden parecer tan poco claros para tantas personas.

El jueves trajo consigo buenas noticias sobre el asunto, el proyecto había sido aprobado por el comité y la margen era cómoda – aun un republicano lo apoyó. Se espera una lucha en la Cámara y en el Senado. Pero, al llegar tan lejos, el proyecto ha ido más lejos que cualquier otro proyecto de ley para revocar las condenas mínimas obligatorias en Maryland hasta la fecha.

Gradualmente, las cosas están mejorando – empezando a mejorar, de todas maneras.

Busque más alertas nuestros sobre esta cuestión, en el ámbito federal, durante los próximos meses.

Editorial: Things Are Gradually Moving in the Right Direction

http://stopthedrugwar.org/files/borden12.jpg
David Borden
Earlier this week I learned from some colleagues who are doing work in Maryland that a bill to restore parole for second-time drug offenders had been passed by a committee in the state's House of Delegates but was facing an uncertain fate in the Senate. A number of senators on the committee had committed to voting for it, but one more was needed to get the bill to go through and have its chance in the full Assembly. The bulletin listed five senators who were still undecided.

I decided that, even though in absolute terms the number of people on our list identified as being from those five districts would likely be small, it was important to take some action. Mandatory minimum sentencing is one of the great evils of our time. According to a report by the Justice Policy Institute, in 2005 Maryland had 4,900 people incarcerated whose worst offense was a drug offense (though it's not known how many are serving mandatory minimums due to limitations in the available datasets), and Maryland spends the greater part of its correctional budget on incarcerating drug offenders.

Things have gotten a little better recently -- the state is one of only 11 that have fewer prisoners now than four years ago -- but the state's incarceration situation is still a travesty. One or two phone calls could well make the difference for a legislator at the state level. One of our members wrote back to let me know the staffer in his senator's office said that his was the only call they had received about the bill at all. One is better than zero -- we made some impact. How much? No way to really tell.

Going into our political database and checking off the names of those five undecided senators, looking to see who we had in their districts, had the effect of making me think. It made me wonder why anyone would not want to restore parole to these people. After all, it's not even legalization or decriminalization. I fervently want for more people to understand the deleterious consequences of prohibition so we can end it, but that's not on the table this year. These are nonviolent offenders. In parole, the Board considers a person's conduct while incarcerated and a range of other factors before deciding whether to give him or her a second chance. I don't expect everyone to think the way I do on everything to do with drugs and criminal justice. But this one seems so straightforward at this late date when mandatory minimums have been so heavily criticized for so long. No one said this job would be easy. But I had to stop and wonder why the clearest acts of conscience can seem so unclear to so many.

Thursday brought good news on the issue, the bill had passed the committee and the margin was comfortable -- one Republican even supported it. A fight is expected on the floor of the House and the Senate. But in getting this far the bill has gone further than any other mandatory minimum repeal bill in Maryland to date.

Things are gradually getting better -- starting to, anyway.

Look for more alerts from us on this issue, at the federal level, over the coming months.

Web Scan

Preserving the Rule of Law in America's Prisons: The Case for Amending the Prison Litigation Reform Act, report from the American Constitution Society for Law and Policy

Deep in the Colombian Jungle, Coca Still Thrives, National Public Radio

Minnesota Public Radio on Assessing the War on Drugs

Loretta Nall asks readers to help medical marijuana patient Don Prockup

Devil Weed: Dark Shadow of Ignorance Hangs Over Bernie's Farm, by Tribune Media Services editor and nationally syndicated columnist Robert Koehler

Bulletin of Cannabis Reform, issue #3, March 2007

Right to Treatment: Fire Survivor Takes on County's Marijuana Position, San Diego CityBeat on medical marijuana patient Rudy Reyes

New York is Hell for Pot Smokers, NORML's Paul Armentano for Alternet

What Wave? Sentencing Project's Marc Mauer on the alleged crime wave and get-tough policies, American Prospect

local cable TV interview with Flex Your Rights staff, posted on YouTube

Cultural Baggage for 03/30/07: Deborah Small of Break the Chains and Ex Warden Rich Watkins (MP3)

Century of Lies for 03/30/07: Cliff Thornton of Efficacy, Phil Jackson and Drug War Facts (MP3)

petition for restoring federal parole

May will be National Drug Court Month

Voting Rights: Florida Clemency Board Votes to Restore to Most Felons

Nearly five million ex-felons nationwide are banned from voting, but that number will shrink by around 600,000 because the state of Florida has decided to let most of its felons easily regain their rights. The move came Thursday, when Gov. Charlie Crist (R) persuaded the state's clemency board that it was time to "leave the ranks of offensive states" that uniformly bar ex-offenders from voting.

Up until now, Florida felons who had completed their sentences had to undergo a lengthy and torturous process to regain their civil rights. But now, all except convicted murderers, sexual predators, and "violent career criminals" will automatically regain those rights. That means up to 80% of an estimated 950,000 disenfranchised Floridians will be able to vote.

The decision came on a 3-1 vote by the clemency board. The only dissenter was notorious drug warrior and former US representative Bill McCollum.

Now, only Kentucky and Virginia automatically and uniformly deny voting rights to ex-felons.

Drug War Chronicle Book Review: "Policing the Globe: Criminalization and Crime Control in International Relations," by Peter Andreas and Ethan Nadelmann. (2006, Oxford University Press, 333 pp., $29.95 HB)

The academic discipline of international relations pays little heed to crime control and the academic discipline of criminal justice pays little heed to international politics, note Peter Andreas and Ethan Nadelmann early in "Policing the Globe." That has left a lacunae they have nicely filled in their study of the rise of international cooperation in policing -- and where it might go from here.

http://stopthedrugwar.org/files/policingtheglobe.jpg
You couldn't come up with a better pair to tackle this subject than Andreas and Nadelmann. Andreas, a professor of political science and international relations at Brown University, has done extensive work on the US-Mexico border. And I assume most readers are familiar with Nadelmann as head of the Drug Policy Alliance, where he serves as the country's most prominent drug reform advocate. But in addition to being an activist, Nadelmann is an academic with a long interest in the internationalization of crime control. In fact, he laid much of the groundwork for "Policing the Globe" with his 1993 "Cops Across Borders," published by Penn State University Press.

As an academic work, "Policing the Globe," while eminently readable (unlike some academic prose), is likely to be mostly read by serious researchers and students of its subject matter. That's a shame, for Andreas and Nadelmann shed considerable light on the evolution of the ever-more-integrated international police apparatus. Given the acceleration of that integration since the attacks of September 2001 and the technological advances leading us ever closer to an Orwellian surveillance society, it might behoove us to pay some attention.

While "Policing the Globe" is not indecipherable academic-speak, it is dense. But it is also chewy. It's the kind of writing where you start out underlining the really important parts, but quickly find you have to switch to quick slash-marks on the page margins because otherwise you're going to underline half the damn book.

The rise of international cooperation in crime control is because of the rise of international crime, right? Seems reasonable, but as Andreas and Nadelmann explain, it's not quite that simple. It has instead been a process lasting hundreds of years, beginning with efforts to eradicate piracy and slavery, and moving through the attempt by European states to suppress political opponents, the crusade against international prostitution, the war on drugs, and now, the war on terror.

And the liberal model of a police response to a crime problem doesn't explain it. In fact, it begs the question: What is a criminal activity and why? The most vivid examples of international police cooperation and global prohibition regimes revolve around activities that weren't even crimes a century ago: drug trafficking and use, money laundering, the traffic in migrant humans, and political violence (or terrorism, which presents its own sticky definitional and political problems).

To really explain the rise of international crime control, argue Andreas and Nadelmann, one must also incorporate some realpolitik and some social constructivism into the mix. In realpolitik, stronger states impose their wills on weaker ones, and the pair show how that has been the case here. At the beginning, cooperation among European states paved the way, but in the past century, and especially since World War II, the United States, as the most powerful state actor, has been largely able to impose its criminal justice preferences on the rest of the world. To the extent it has been able to do that, it has made international criminal law more homogenous, more in line with that of its own.

But American preferences are determined not just by economics, politics, or national security, but also by appeals to morality and the fight against evil. Indeed, what the authors call "transnational moral entrepreneurs" have played a key role in the creation of the global slavery, white slavery, and drug prohibition regimes. If we want to understand global criminality, we have to understand how it is created.

Andreas and Nadelmann spend the middle section of "Policing the Globe" carefully describing the evolution of international crime control. In sometimes exhausting detail, they note the rise of international cooperation against European anarchist assassins and other political "criminals," and their gradual displacement as the primary creators of the international crime consensus by the Americans. Now, the DEA and the FBI have offices in dozens of countries across the world.

And where will we go from here? Global drug prohibition is likely to hang around despite its failures and collateral damage, the pair predict. "The failure of a global prohibition regime does not necessarily signal its future demise," they write. Instead, its "symbolic allure" as a means of moral disapproval is likely to ensure that it continues. "Open defection from the regime is highly unlikely any time soon."

But they do point to some nibbling around the edges. The global consensus on marijuana is crumbling, they note, and the rise of coca-friendly Evo Morales to the Bolivian presidency could lead to erosion of the UN Single Convention prohibition on the coca plant, or even a direct challenge to the convention itself.

But "Policing the Globe" is larger than the drug war, and it raises serious concerns about the broader implications of what could be the coming global police state (my words, not theirs). All in all, Andreas and Nadelmann have produced an important work, one that should be essential for anyone interested in global policing. Given some of the trends the pair identify, however, this book should probably be required reading for anyone interested in the preservation of freedom in the 21st Century.

Three Job Openings at the Harm Reduction Coalition, NY and CA

The Harm Reduction Coalition is hiring a Harm Reduction Community Organizer (Los Angeles), Director of Finance (New York) and Los Angeles and Director of Operations (Oakland).

Harm Reduction Community Organizer:

The Harm Reduction Coalition (HRC), a progressive advocacy and training organization at the forefront of national health and drug policy, is seeking a highly-motivated Community Organizer to reduce the barriers to harm reduction in LA. Must be able to organize within coalitions and networks to advocate for policy change, implementation and funding. Position will involve project-based work for HRC campaigns through March 2008, with a strong possibility for further employment.

The Coordinator will research and analyze advocacy needs; facilitate strategic planning processes; conduct policy research and written analyses; organize coalition work; plan and deliver needed training and capacity-building; and mobilize active drug users and service providers in self-advocacy efforts.

This position requires an organized, self-motivated person with at least three years of experience in community organizing and leading advocacy campaigns. Excellent written and verbal communication skills and proven ability to identify and act upon key opportunities are a must. Desired skills are: media experience, consensus-building, knowledge of LA harm reduction community, use and maintain contact databases, experience in designing and delivering training, grantwriting & reporting.

Salary $52-55,000 DOE, with health benefits. To apply, send a detailed cover letter describing your interest in position, resume, and writing sample by email to mcquie@harmreduction.org. This position will be hired quickly; please apply as soon as possible.

HRC is an Equal Opportunity Employer. People of Color, women, people living with HIV and history of drug use are encouraged to apply.

Director of Finance

The Harm Reduction Coalition, a progressive advocacy and training organization at the forefront of national health and drug policy with over $2.5 million budget, seeks a full-time Director of Finance to join its diverse and growing staff. Successful candidates must have a minimum of five years' experience in nonprofit financial management with expertise in Quickbooks or a similar accounting program. Responsibilities include: overseeing financial systems for bookkeeping, budgeting, accounting and timely reporting; monitoring budget to actual expenses; managing near and long-term cash flow; overseeing audit preparation and implementation; reporting to private and government funders; managing risk, liability and contracting. Start immediately. Salary low 60s. Fax resume and cover letter to Search Committee at 212-213-6582. No phone calls please.

The Harm Reduction Coalition is an Equal Opportunity Employer. People of color, women, and people living with HIV are encouraged to apply.

Operations Manager

The Harm Reduction Coalition (HRC), a progressive advocacy and training organization at the forefront of national health and drug policy, is seeking an operations manager responsible for all administrative functions of HRC/HRTI operations including tech support, client company relations, facilities, finance, data entry, filing, and event logistics.

Requires strong computer skills and an understanding and commitment to a harm reduction approach. Also calls for flexibility, excellent interpersonal skills, sense of humor, and the ability to work well in a team.

Salary $32,000, with health benefits. To apply, send a detailed cover letter describing your interest in position and resume by email to mcquie@harmreduction.org.

HRC is an Equal Opportunity Employer. People of Color, women, people living with HIV and history of drug use are encouraged to apply.

Feature: Among Architects, a Prison Design Boycott Gains Steam

In the late 1980s and early 1990s, as France embarked on a massive prison-building campaign, working class anarchist revolutionaries fought back by attacking the prison-industrial complex. Naming themselves Os Cangaceiros after the social bandits of the Brazilian northeast in the late 19th and early 20th Centuries, the revolutionaries sabotaged prison construction, published prison blueprints, and physically assaulted architects who designed prisons before being repressed and melting away into the subterranean criminal networks they had established over the previous decades.

Professionals are responsible for their behavior, the revolutionaries argued. In a communique to one prison architect they attacked, they wrote:

Letter to an Architect

Subject: Ambush

Are your wounds well healed, architect? Did you figure out why?

Shamelessly, with no discretion of any kind, centimetre by centimetre, you have conceived these cages in which even the handicapped will be locked up. Inside the walls which you have designed, individuals who are worth more than you will be beaten up on a regular basis. It is good that you have received an appetizer of what thousands of prisoners will endure to the nth degree.

To be sure, architect, this is not your company's first infamy. Considering what you build to house normal citizens, one can guess your competence to shut away delinquents. One moves easily from the tower blocks of the 13th arrondisement to prison cells.

Pig, looking at your snout up close, we were able to note from your tired face how deeply you involve yourself in your projects.

Before you were building walls, now you're going to knock them down.

Os Cangaceiros, Lyon, 29/03/90

Beginning in the 1980s, the US has seen an ever more massive prison boom and a never-ending demand for more prison construction. With the prison and jail population now approaching 2.3 million and steadily increasing, there is no end in sight. And as in France, architects are among those profiting from penal profligacy. But not all members of the profession are willing to "conceive cages."

Architects/Designers/Planners for Social Responsibility (ADPSR) is not a revolutionary anarchist organization, but, as the name suggests, a group of architects and planners interested in social justice issues. Still, ADPSR shares with Os Cangaceiros both the belief that professionals have an obligation to help create a better society and the conviction that mass imprisonment as a solution to social problems is something to be decried, not abetted.

http://stopthedrugwar.org/files/adpsr1.gif
ADPSR poster contest winning entry, by Miguel Bermudez (adpsr.org/prisons/poster.htm)
For the past three years, ADPSR has been working proactively on an effort to get architects, designers, and planners to wash their hands of working on prison projects, the Prison Design Boycott Campaign. The campaign seeks to get architecural professionals to sign a pledge to "not participate in the design, construction, or renovation of prisons."

Between September 2004, when the campaign started, and January 2006, 500 of the estimated 1,000 to 2,000 architectural and planning professionals who would work on prison design signed the pledge. Now, according to campaign head Raphael Sperry, a San Francisco Bay-area architect, that number is up to 800.

For Sperry and ADPSR, the prison design boycott is part of a larger effort to challenge militarism and violence within American society and the US government. "We have a long history of peace and social justice work dating back to the 1980s," Sperry told Drug War Chronicle. "This campaign had its genesis in the war with Iraq. For us, the war presented us with the issue of militarism, both at home and abroad. With the peace movement so far ineffective, it seemed important to us to challenge this whole mindset at home, where people can see it on a day to day basis, and prisons are one of the biggest social justice failings of our country these days," he said.

"We are calling for an end to the expansion of the prison-industrial complex as a first step," Sperry continued. "We also want to see reinvestment in communities to provide for public safety and we want community-based alternatives to incarceration to solve problems and reduce crime."

ADPSR specifically targets the war on drugs. "The war on drugs is one of the biggest components of the rise of mass incarceration, and the drug laws and drug policy is one of the biggest problems in our criminal justice system today," Sperry said. "We use incarceration instead of treatment. That's not solving the problem, just pushing it behind the walls."

http://stopthedrugwar.org/files/adpsr2.gif
ADPSR poster contest runner-up entry, by William Arbizu & Kerstin Vogdes (adpsr.org/prisons/poster.htm)
While the campaign has yet to prevent any prisons from being built, it has raised awareness of the issue in the professional community. The campaign has been covered in numerous professional publications, correctional industry publications, and the mainstream press, and it has led to debate within the industry's primary professional organizations, such as the American Institute of Architecture and the American Planning Association.

"We have gotten a lot of attention from architects who design prisons," said Sperry. "Even many of them share and appreciate our understanding of the flaws of the criminal justice system. Raising awareness is really important because it can provide us with real room for legislative reform on criminal justice issues like sentencing and drug policy. With this campaign, we hope to add another noisy voice to those already calling for reform."

With about one-third of planners working for various government agencies, reaching them with the campaign message is a tactical goal. "These are the people who put together future prison population projections and do the planning used to create mass incarceration. Every year, they just say "we're going to need more prisons," instead of arguing for policy decisions to reduce the number of prisoner," Sperry noted.

It's not just architects and planners who have embraced the Prison Design Boycott. It has been endorsed by a number of criminal justice reform groups, including the anti-prison activists of Critical Resistance, the Justice Policy Institute, which seeks to end over-reliance on incarceration, and the November Coalition, which focuses on drug war prisoners.

"We embraced the architects' efforts early on because we agree with them that there are too many people in prison and it's essential to expand our movement," said the November Coalition's Tom Murlowski. "Architects and planners are part of the infrastructure of the prison-industrial complex, and we are very pleased to see this organization challenge the profession on this," he told the Chronicle.

http://stopthedrugwar.org/files/adpsr3.gif
ADPSR poster contest finalist entry, by Allison Colley (adpsr.org/prisons/poster.htm)
"We are working on parallel lines here. We've recently launched No New Prisons, a web site about how to stop prisons in your own communities, including examples for activists of how it's been done, like we successfully stopped the new prison here in Stevens County, Washington," Murlowski said.

While the campaign may not prevent prisons from being built, the project will advance the cause in various ways, said Sperry. "Look, if 99% of architects signed the pledge, there would still be that 1% willing to do the work, but at the level of political acceptability, if we reach a point where a majority of architects are saying the government shouldn't even embark on building new prisons, that says something. Architects are licensed by the state and have a responsibility to protect the public health, safety, and welfare, so if they are saying building prisons does not contribute to a safe public environment, that's a strong public statement," he said.

"There are a lot of young architects who say they didn't become architects to lock people up," Sperry concluded. "I hear stories of the partners in firms going after those contracts, but the young people didn't want to work on prisons. There was an internal resistance, but not a coordinated movement, so we thought we could make a public statement and make it more targeted."

The campaign pledge is not just for architecture, design, and planning professionals. Sperry and the Prison Design Boycott Campaign want anyone who understands and agrees with their position to sign the pledge on their web site.

While the methods of Os Cangaceiros may have a certain outlaw appeal, we're happy to see the architects themselves trying to take matters in hand instead.

Weekly: This Week in History

Posted in:

April 8, 1989: Miguel Angel Felix Gallardo is arrested in Mexico. Guillermo Gonzalez Calderoni leads a team of Federal agents who arrest the drug lord in a residential suburb of Guadalajara. Gallardo is imprisoned on charges relating to the kidnapping and murder of Enrique Camarena. His nephews, the Arellano-Felix brothers, inherit part of his drug-trafficking empire.

April 6, 1995: ABC News airs a special entitled "America's War on Drugs: Searching for Solutions" in which legalization is presented as an alternative to the failing war on drugs.

April 11, 1997: Graham Boyd, an ACLU attorney representing a group of plaintiffs including eleven prominent cancer and AIDS physicians in San Francisco, presents to a federal judge the following statement: "The federal government has issued broad threats against physicians who might recommend marijuana to some of their seriously ill patients. These threats have gagged physicians and have impeded the responsible practice of medicine. We assert that doctors have the right to discuss medical marijuana with patients, and we are seeking clear guidelines for physicians who wish to do so."

April 6, 1998: Dr. Dennis Rosenbaum's six year study of 1,798 students, "Assessing the Effects of School-based Drug Education: A Six Year Multilevel Analysis of Project DARE," finds that "DARE had no long-term effects on a wide range of drug use measures," that DARE does not "prevent drug use at the stage in adolescent development when drugs become available and widely used, namely during the high school years," and that "DARE may actually be counterproductive."

April 7, 1999: A Village Voice article, "Truth or D.A.R.E.: the Dubious Drug-Education Program Takes New York," informs readers that "More than a dozen studies have concluded that DARE has no lasting impact. And one six-year study found increased drug use among suburban kids who graduated from DARE."

April 6, 2000: The First National Clinical Conference on Cannabis Therapeutics convenes at the University of Iowa.

April 9, 2002: NORML launches a $500,000 campaign featuring bus shelter signs and telephone booth posters carrying a quote from New York City Mayor Michael Bloomberg, who when asked whether he had ever tried marijuana said, "You bet I did. And I enjoyed it." NORML used Bloomberg as the centerpiece of its campaign to urge the city to stop arresting and jailing people for smoking marijuana. "Millions of people smoke marijuana today. They come from all walks of life, and that includes your own mayor," said NORML Executive Director Keith Stroup.

April 12, 2002: Canada's Toronto Sun reports that a recent report sites Ontario's indoor marijuana industry as the third largest agricultural sector in the province, a $1-billion industry surpassed by dairy's $1.3 billion and beef cattle's $1.2 billion. Add to that the multi-millions being harvested from outdoor crops and marijuana cultivation in this province moves into the top spot on the list.

April 8, 2003: The US House of Representatives Government Reform's Subcommittee on Criminal Justice, Drug Policy, and Human Resources holds a hearing on the High Intensity Drug Trafficking Areas and Counterdrug Technology Assessment programs because, as Subcommittee Chairman Souder stated, "HIDTA has reached far beyond its intended focus on national drug trafficking. We will need to consider how best to streamline and increase accountability within the HIDTA program."

April 10, 2003: In the wake of the federal conviction of medical marijuana grower Ed Rosenthal, US Rep. Sam Farr (D-CA) and 27 other members of Congress introduce H.R. 1717 (the "Truth in Trials Act").

Law Enforcement: This Week's Corrupt Cops Stories

A Georgia fire captain gets caught peddling coke, a pair of New Haven narcs lose their jobs, a former Mississippi police chief cops a plea, and a former Ohio cop goes back to prison. Let's get to it:

In Fayette, Georgia, a Fulton County Fire Department captain was arrested March 29 for selling powder cocaine to undercover drug agents. Captain Bruce Bostwick, 56, faces one count of cocaine distribution. He got caught peddling the drug at a north Fulton County gas station.

In New Haven, Connecticut, city police commissioners voted Wednesday to fire narcotics officers arrested last month. Lt. William White, who was head of the narcotics unit, and Detective Justen Kasperzyk were fired on the recommendation of Police Chief Francisco Ortiz. White is charged with stealing $30,000 he thought was drug money, but was actually bait planted by the FBI. Kasperzyk is charged with stealing less than $1,000 in FBI bait money. Since the pair's arrests, New Haven officials disbanded the drug squad and handed over some of its cases to state police.

In Greenville, Mississippi, a former small town police chief pled guilty Monday to two federal drug counts. Former Ripley Police Chief Bert Contely copped a plea to possession of marijuana with intent to distribute and distribution of hydrocodone. He faces up to 10 years in prison and a $500,000 fine. Conely resigned as chief after his indictment and arrest in March.

In Youngstown, Ohio, a former Mahoning County Sheriff's Office lieutenant has been sentenced to four years in prison after pleading guilty to three counts of drug possession and three counts of drug trafficking. Michael "Beef" Terlecky, 51, who left the sheriff's office in 1988, has been in trouble before. He served eight months in federal prison for taking bribes from organized crime figures. This time, Terlecky went down for selling more than 200 Oxycontin tablets in a series of buys with undercover officers. The possession charges stemmed from what police found in his home when they raided it as he was being arrested.

Drug War Issues

Criminal JusticeAsset Forfeiture, Collateral Sanctions (College Aid, Drug Taxes, Housing, Welfare), Court Rulings, Drug Courts, Due Process, Felony Disenfranchisement, Incarceration, Policing (2011 Drug War Killings, 2012 Drug War Killings, 2013 Drug War Killings, 2014 Drug War Killings, Arrests, Eradication, Informants, Interdiction, Lowest Priority Policies, Police Corruption, Police Raids, Profiling, Search and Seizure, SWAT/Paramilitarization, Task Forces, Undercover Work), Probation or Parole, Prosecution, Reentry/Rehabilitation, Sentencing (Alternatives to Incarceration, Clemency and Pardon, Crack/Powder Cocaine Disparity, Death Penalty, Decriminalization, Defelonization, Drug Free Zones, Mandatory Minimums, Rockefeller Drug Laws, Sentencing Guidelines)CultureArt, Celebrities, Counter-Culture, Music, Poetry/Literature, Television, TheaterDrug UseParaphernalia, ViolenceIntersecting IssuesCollateral Sanctions (College Aid, Drug Taxes, Housing, Welfare), Violence, Border, Budgets/Taxes/Economics, Business, Civil Rights, Driving, Economics, Education (College Aid), Employment, Environment, Families, Free Speech, Gun Policy, Human Rights, Immigration, Militarization, Money Laundering, Pregnancy, Privacy (Search and Seizure, Drug Testing), Race, Religion, Science, Sports, Women's IssuesMarijuana PolicyGateway Theory, Hemp, Marijuana -- Personal Use, Marijuana Industry, Medical MarijuanaMedicineMedical Marijuana, Science of Drugs, Under-treatment of PainPublic HealthAddiction, Addiction Treatment (Science of Drugs), Drug Education, Drug Prevention, Drug-Related AIDS/HIV or Hepatitis C, Harm Reduction (Methadone & Other Opiate Maintenance, Needle Exchange, Overdose Prevention, Safe Injection Sites)Source and Transit CountriesAndean Drug War, Coca, Hashish, Mexican Drug War, Opium ProductionSpecific DrugsAlcohol, Ayahuasca, Cocaine (Crack Cocaine), Ecstasy, Heroin, Ibogaine, ketamine, Khat, Marijuana (Gateway Theory, Marijuana -- Personal Use, Medical Marijuana, Hashish), Methamphetamine, New Synthetic Drugs (Synthetic Cannabinoids, Synthetic Stimulants), Nicotine, Prescription Opiates (Fentanyl, Oxycontin), Psychedelics (LSD, Mescaline, Peyote, Salvia Divinorum)YouthGrade School, Post-Secondary School, Raves, Secondary School

StopTheDrugWar Video Archive